Primer comunicado de la Liga, al 3 de diciembre de 2012

la foto

COMUNICADO DE LA DEFENSA LEGAL DE LOS DETENIDOS EL 1o DE DICIEMBRE DE 2012

Los abogados abajo firmantes manifestamos al pueblo en general, a la comunidad internacional, a los medios de comunicación, lo siguiente:

Los acontecimientos ocurridos el 1º de diciembre de 2012 derivaron en 107 detenciones a cargo de la Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal, y los detenidos fueron puestos a disposición en la Fiscalía Central de Investigación número 50.

Declaramos que, como consecuencia de las graves violaciones a los derechos humanos, así como de las irregularidades y arbitrariedades que se presentaron durante las detenciones y en la integración de la averiguación previa, hemos decidido conformar un frente denominado “Liga de Abogados 1º de diciembre”, cuya finalidad será la de asesorar, jurídica y legalmente, de manera solidaria y gratuita, a todo aquel inculpado y víctima de la represión que no cuente con los medios necesarios para allegarse a una adecuada defensa.

Las acciones realizadas hasta ahora por la “Liga de Abogados 1º de diciembre” han consistido en asistir jurídica y humanamente a todos los detenidos y sus familiares desde el inicio de las averiguaciones previas.

Hasta la madrugada del día de hoy, el delito que se les imputa es el de ATAQUES A LA PAZ PÚBLICA, correspondiente al articulo 362 del Código Penal vigente para el Distrito Federal, el cual a la letra dice:

“Se le impondrán de cinco a treinta años de prisión y suspensión de derechos políticos hasta por diez años, al que mediante la utilización desustancias tóxicas, por incendio, inundación o violencia extrema, realice actos en contra de las personas, las cosas o servicios públicos, que perturben la paz pública o menoscaben la autoridad del Gobierno del Distrito Federal, o presionen a la autoridad para que tome una determinación.”

Este delito es equiparable en otros Estados al terrorismo.

Por la gravedad jurídica y política del asunto, se hace una llamado a las organizaciones civiles, políticas y de derechos humanos, así como al pueblo en general a sumar esfuerzos para lograr la pronta y absoluta libertad de los compañeros imputados.

¡Libertad a los presos políticos del 1° de Diciembre!

México, D.F., a 3 de diciembre de 2012

Juan de Dios Hernández Monje, Silvia Sánchez Labastida, Alonso R. Cortes Zaraguza, Raúl Colín González, Daniel Mejía Ruiz, Guadalupe Itzi Guari Hurtado Bañuelos, Rubén Díaz Díaz, Felipe Mario Hernández Aristes, Casandra Martínez Castañeda, Irma Lara López, Jenny Godínez Alamillo, Rosalba Hernández Salazar, Andrés Aullet, José Narciso Sánchez Reyero Esperanza Alvarado Pérez, Jesús Jiménez Almeida, Aarón de la Rosa Zubran, Oscar Rubén Hernández Baliño Marco Antonio Lopez, Oscar Antonio Reyes Mancera, Luis Antonio Azueta B., Carlos Daniel Hernández Campos, Julián Guzmán Paulino, Jorge Miranda,Miguel Alejandro Mendez Villagomez, Pedro Raul Suarez, Sergio Soto Najera, Federico Anaya Gallardo.

¿Qué vale la arbitrariedad de un gobierno ante la valentía de un ciudadano?

México, D. F. a 8 de diciembre de 2012

 

Dr. Miguel Mancera Espinosa.

La libertad de nuestros hijos, hijas, hombres y mujeres, gente buena que está presa, acusada por los delitos cometidos el 1 de diciembre, no puede ser el salario de sus verdugos. Víctimas del derecho del más fuerte, por la fuerza que no por la razón, su violenta detención significa la violación de la esencia misma del derecho.

El pueblo no es ingenuo, las leyes no son abstracciones vacías, y los graves cargos que imputan a los detenidos no son hechos puros, están contaminados por la política y por los charlatanes oficiosos del sistema que como condicionamiento social mediático se constituyen en jueces y  dan un veredicto: son vándalos, delincuentes, terroristas, y ¡no!, no pueden ser delincuentes la joven sin empleo que va pasando, los muchachos que visten y tienen un aspecto no convencional y a muchos no les gusta y mucho menos los ciudadanos, trabajadores, estudiantes, amas de casa, madres  que en uso de sus derechos,  ejercen libertad política expresando sus desacuerdos, nuestra inconformidad por una imposición que al parecer exige obediencia sin crítica, sin disidencia; pues esta acción parece la advertencia de tal hecho.

Si alguno hay que tuviera probado un desacato a la ley, lo cual hasta ahora no ha sido, y por ese mismo hecho se le castigara por todo, por su desobediencia, la ley estaría a la altura de los zapatos. Sabemos  y lo vivimos , que el operativo policíaco tuvo la consigna de acorralar, de sorprender, de provocar violencia para detener; el que destruye, el que ataca no se deja sorprender, no lo hace si se siente acorralado porque sabe cómo actuar y lo peor de esto fue que, al parecer, los verdaderos bárbaros estaban protegidos.

El dolor de estar encarcelados con nuestros hijos, hermanos, se multiplica por todos los que están fuera  y nos aman, mismos que en su momento ejercieron  un derecho político y por incuestionable mayoría decidieron  qué gobierno querían,  al menos aquí, en la capital de la República, donde no esperamos un gobierno con una legalidad moralmente corrupta.

“¿Qué es un rey comparado con un ciudadano? Los ciudadanos son inviolables y sagrados”, se preguntaba y respondía Saint-Just en los albores del Estado de derecho moderno. Nosotros nos preguntamos mirando de frente nuestra realidad ¿Qué vale la arbitrariedad de un gobierno ante la valentía de un ciudadano?

Señor jefe de gobierno, exigir no debería ser lo nuestro, víctimas y familiares, amigos y conciudadanos de detenidos injusta y arbitrariamente en reclusorios, sólo le pedimos que cumpla su dicho al rendir protesta como Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Libertad para los presos políticos, juicios justos para infractores y castigo para los culpables, de todos los mandos. Sólo eso.

 

ATENTAMENTE

Guadalupe Castillo Martinez

 

Quiénes somos

La solidaridad es la ternura de los pueblos.

Gioconda Belli.

Somos la “Liga de Abogados 1º de diciembre”; asesoramos, jurídica y legalmente, de manera solidaria y gratuita, a quienes fueron inculpados y son víctimas de los hechos del 1 de diciembre de 2012.

Nos conocimos en la agencia 50 del Ministerio Público, donde, observando las violaciones a derechos humanos, así como las irregularidades que se presentaron durante la detención de 106 ciudadanos, nos convocó el interés por defender a personas vulnerables y decidimos organizarnos.

Image

Foto: Alfredo Domínguez/La Jornada